La UNC integra un proyecto astronómico que potenciará la capacidad de observación desde Salta


“Salta ventana al universo” es una iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación que involucra a diversos proyectos astronómicos actualmente en desarrollo en la provincia de Salta, con el objetivo de potenciar las investigaciones en el campo de la astronomía y la astrofísica. Participa el Centro Astronómico Macón (CAM), nacido en el seno del Observatorio Astronómico de Córdoba y dependiente Instituto de Astronomía Teórica y Experimental (IATE – UNC/Conicet) , con sus dos observatorios TOROS y ABRAS, junto a otras instalaciones científicas.

Por Vicky Rubinstein

 

El Programa Salta Ventana al Universo busca promover el desarrollo de un polo de observación astronómica y astrofísica de nivel mundial en el Alto de Chorrillos y el Cerro Macón, ambos sitios ubicados en la provincia de Salta. La iniciativa es impulsada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación (Mincyt) y posibilitará alojar instrumentos observacionales para realizar ciencia de frontera y, a la vez, contribuir al desarrollo cultural, social y económico de las comunidades locales. 

Actualmente, en Salta se llevan a cabo diversos proyectos astronómicos que aprovechan las características únicas que posee asa provincia, un territorio donde es posible instalar grandes observatorios en altura, en condiciones tales que resultan muy competitivas con otras locaciones similares ubicadas en diferentes regiones del hemisferio sur de la Tierra.

“Es una gran oportunidad para lograr un impulso significativo en la ciencia y la tecnología en una región menos favorecida que aquellas próximas a las grandes urbes del centro del país”, destaca Diego García Lambas, coordinador de este Programa y ex director del OAC y el IATE. En ese sentido, agrega que se aprovechará para “coordinar y potenciar las iniciativas y dar apoyo al desarrollo local, además de posibilitar la interacción efectiva entre los diferentes proyectos”.

Entre las instalaciones científicas vinculadas a este proyecto se mencionan el radiotelescopio LLAMA, el Observatorio QUBIC y la colaboración del Observatorio de Rayos Gamma de Campo Amplio del Sur (SWGO). Todos ellos se ubican en el Alto de Chorrillos (a más de 4830 metros sobre el nivel del mar), en las cercanías de la localidad de San Antonio de los Cobres. También se incluyen los observatorios TOROS y ABRAS del Centro Astronómico Macón (Instituto de Astronomía Teórica y Experimental, y Observatorio Astronómico de Córdoba), localizados en el Cerro Macón, en la Puna salteña, vecino a la localidad de Tolar Grande.

La resolución del Mincyt que crea este Programa destaca que las investigaciones en el campo de la astronomía y la astrofísica son esenciales para comprender la naturaleza del universo y develar algunos de los misterios más profundos de la ciencia, y señala su contribución al desarrollo de tecnologías innovadoras con alto impacto en la transformación social.

El Programa prevé financiamiento para los diversos proyectos, el apoyo al desarrollo de infraestructura de uso compartido por las distintas instalaciones astronómicas, y la promoción de actividades de difusión de los observatorios y de divulgación científica. Contará además con un consejo asesor integrado por representantes de la Provincia de Salta, la Universidad Nacional de Salta, y la Comisión Nacional de Energía Atómica sede Salta. Además de García Lambas, quien estará a cargo de la coordinación, conforman dicho Consejo Carlos Manuel Porcelo, Daniel Hoyos, Inés Torino Araoz, Martín Güemes, María Soledad Vicente y Gustavo Rajher en la Secretaría Ejecutiva.

Los observatorios involucrados

El Proyecto LLAMA es un emprendimiento conjunto de Argentina y Brasil destinado a la instalación, operación y mantenimiento de un radiotelescopio de 12 metros de diámetro, capaz de obtener observaciones astronómicas en longitudes de onda milimétricas y submilimétricas. Este radiotelescopio posibilitará estudios en radio de fuentes galácticas y extragalácticas esperándose que sea partícipe de proyectos internacionales relevantes.

El Observatorio QUBIC  cuenta con un telescopio de diseño novedoso, destinado a buscar una señal muy débil de lo que se denomina fondo cósmico de microondas, es decir, lo que ocurrió en unas pocas fracciones de segundo después del Big Bang, en los primeros instantes del universo. Pequeñas perturbaciones en el campo eléctrico de dicha radiación podrían ser detectadas por QUBIC. 

 

El Southern Wide-field Gamma-ray Observatory (SWGO) en etapa de análisis de sitio, es un observatorio astronómico de rayos gamma diseñado para detectar las partículas de las lluvias atmosféricas inducidas por rayos gamma de muy alta energía, que entran en la atmósfera terrestre. Estas partículas de alta energía están asociadas a fenómenos extremadamente energéticos en estrellas compáctas y agujeros negros.

El Centro Astronómico Macón (CAM) reúne óptimas condiciones para la astronomía observacional. Allí, el cielo está despejado en la mayoría de las noches del año (más del 93%), tiene escasa actividad sísmica y carece de contaminación lumínica gracias a la distancia que lo separa de las grandes ciudades. En ese sitio se desarrollan dos proyectos principales, en convenio con otras instituciones: los observatorios TOROS y ABRAS. 

Proyecto ABRAS

 

Es resultado de un convenio de cooperación entre el Instituto de Astronomía Teórica y Experimental (IATE), del Conicet y la UNC, y el Instituto de Astronomía, Geodesia y Ciencias de la Atmósfera (de la Universidad de São Paulo, Brasil). Consiste en la implementación de un telescopio con un espejo de un metro de diámetro y un detector infrarrojo (en el infrarrojo cercano). Posibilitará realizar tareas de investigación en diferentes áreas, desde la astronomía planetaria hasta la astronomía extragaláctica. Será el telescopio terrestre de este tipo instalado a mayor altura en el mundo.

Proyecto TOROS

El año pasado, TOROS (siglas en inglés de“Observatorio Austral Robótico de Transitorios”) observó su “primera luz” y tomó tres fotografías. Cuando esté operativo al ciento por ciento, responderá a las alertas que lleguen desde el proyecto LIGO, para buscar y captar la colisión de objetos compactos en galaxias distantes hasta 600 millones de años luz. De esa manera, procurará aportar pruebas ópticas de las ondas gravitacionales predichas por Einstein hace más de un siglo y corroboradas por LIGO hace apenas cinco años.

El proyecto TOROS es llevado adelante por un equipo de investigación y técnica del IATE/OAC Conicet/UNC; la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la UNC; la Universidad de Texas Río Grande Valley ( UTRGV), y la Universidad de Texas A&M ( UTA&M). Este importante desarrollo científico-tecnológico es una colaboración entre la UNC, la Universidad Nacional de Salta (UNSA), el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, la Secretaría de Ciencia y Técnica de la provincia de Salta, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Córdoba, y la Municipalidad de Tolar Grande.